LO ÚLTIMO
14 de Mayo de 2015
Jorge Carlos Ramírez Marín encabeza la lista de los candidatos a la Diputación Federal Plurinominal de la Tercera Circunscripción
31 de Marzo de 2015
Ramírez Marín, nuevo representante del PRI ante el INE
01 de Mayo de 2012
Ramírez Marín señala que sexenios panistas han puesto en riesgo estabilidad del país
24 de Enero de 2012
Se declaran listos priistas hasta para enfrentar Guerra Sucia
20 de Enero de 2012
Sí está en riesgo el proceso electoral federal: Ramírez Marín
12 de Enero de 2012
Presenta PRI a equipo de Peña Nieto
26 de Diciembre de 2011
Elecciones 2012, quizá último llamado para lograr el cambio por la vía política en México: JCRM
19 de Diciembre de 2011
Jorge Carlos Ramírez confirma a Rolando como candidato a gobernador
12 de Diciembre de 2011
Detrás de un gran hombre hay una gran mujer. Frase que ya pasó a la historia: JCRM
07 de Diciembre de 2011
5 mil juguetes entregará JC Ramírez a niños de comisarías de Mérida
Una realidad contradictoria

05 de Agosto de 2011

Una realidad contradictoria. Alrededor de una ceiba

 
El pueblo mexicano, dice Carlos Pellicer, comparte dos obsesiones: el gusto por la muerte y el amor a las flores. La semana pasada, durante el homenaje a los héroes insurgentes, al ver los restos de los forjadores de nuestra nación expuestos afuera de la columna de la independencia, no podía quitarme esa frase de la mente. Aquí seguimos, nosotros, el pueblo mexicano, trayendo flores a nuestros muertos, recordándoles 200 años después de que todo comenzara, y honrándoles por haber dado su vida para forjar una nación donde todos cabemos.


¿Qué significa honrar a los muertos? Ante una tumba tenemos dos opciones: llorar o reflexionar. Llorar, cuando se trata de honrar a los muertos, es siempre un verbo reflexivo: no se llora a un muerto, se llora por uno mismo. Si en aquel tiempo la gesta insurgente nos liberó de la esclavitud, reflexionemos entonces hoy, cómo es que hemos hecho -ya sin peninsulares- para reinventarla 200 años después, de manera mucho más trágica, porque ahora somos esclavos de nosotros mismos.


Porque es verdad, somos un país democrático, pero somos también esclavos de intereses particulares. Somos un país libre, pero somos un país cimbrado por la violencia. Somos un país de instituciones, pero somos un país donde las instituciones son amenazadas por la corrupción. Somos un país de iguales y, sin embargo, vivimos en un tiempo donde campea la pobreza. Por eso hay que reflexionar ahora, sobre nuestros verdaderos enemigos de hoy: la corrupción, la desigualdad, la pobreza, la injusticia.


Con esto en mente -ubicando al enemigo en la mira- debemos leer las últimas cifras del CONEVAL sobre pobreza, donde la realidad nos evidencia: hubo avances, pero en los últimos años la tendencia se ha revertido. Entre 1996 y 2000, la pobreza -alimentaria, de capacidades y de patrimonio- fue reducida en 22%; entre 2000 y 2006, se redujo en 20%, pero entre 2006 y 2010, aumentó en 20%. Hoy el nivel de pobreza, en términos porcentuales, ha regresado a niveles de 2001.


Incluso, al hablar de pobreza extrema, aunque en términos porcentuales no aumentó entre 2008 y 2010, hay un millón de personas cuyo nivel de ingreso cayó por debajo de lo mínimo para asegurarse una alimentación suficiente. Peor aún, hay 1.7 millones de compatriotas que no se encuentran en la pobreza extrema gracias al ingreso que les generan las transferencias gubernamentales: han dejado de ser miserables para las estadísticas, pero su condición es tan incierta como la política misma.


Conscientes de la batalla que libramos contra los nuevos enemigos de la nación, hay que poner atención a los señalamientos de la Secretaría de la Función Pública: si se atendiera de forma más enérgica la corrupción, se generaría un ahorro de 100 mil millones de pesos. Así debemos analizar por qué en nuestro país sólo el 5% de los delitos se castiga, mientras que el 95% queda impune. De esta forma hay que pensar, al darnos cuenta de que los impuestos sólo mejoran la situación de desigualdad en México -medida por el Coeficiente de Gini- en 3%, mientras que esta corrección es de 40% para Dinamarca y de 27% para Estados Unidos.


Volvamos al pueblo maya, que consideraba que el universo y todo lo que lo integraba tenía una existencia cíclica.
La vida y la muerte, la creación y la destrucción coexistiendo en una porción dinámica y necesaria. Una gigantesca ceiba considerada como el eje del mundo era la que mantenía el orden del universo. Contactaba al mundo terrestre con el inframundo, el Xibalbá y su Dios Hun Camé que residía ahí.


Reunámonos todos alrededor de una ceiba. En este fin de ciclo en el que nos debatimos entre la vida y la muerte, reivindiquemos nuestra voluntad como pueblo rico y su diversidad, y pongamos fin a la oscuridad. Cambiemos todos, seamos capaces del heroísmo más grande: ser héroes de nosotros mismos.


Que sirva recordar nuestra estirpe histórica para asumir los compromisos que hoy tenemos miedo de asumir, porque en el corazón de cada mexicano existe una columna de la independencia donde no hay restos depositados, sino la semilla del nuevo mundo que, como ellos hace 200 años, nosotros aún anhelamos.- México, D. F.


jcarlos.ramirez@congreso.gob.mx

 

Fuente: Yucatan.com.mx

|

QUIÉN SOY | MEDIOS | ACTIVIDADES | TUS IDEAS | FACEBOOK | TWITTER

Oficina en Mérida: CALLE 50 #350 X 53 B Y 53 FRANCISCO DE MONTEJO.

Contacto: info@ramirezmarin.com